"And I'm calling your name, I don't know my own"

Leí "Desafío" en el blog And I'm calling your name, I don't know my own. Apenas dos estrofas: dos versos y tres versos que son como una instantánea de mi momento. 

La dirección electrónica del enlace a la entrada [AQUÍ] no contiene, como es usual, el título de la misma. Podemos pensar que originalmente la entrada tendría otro título ("Hamacas"); el caso es que esta diferencia (dirección/título) forma una especie de rica acción poética.

"¿Cómo recompongo todo?"

Esto es un fragmento de lo que escribió la Malquerida en "Tenemos que hablar":
Si si si si "hay otros que están peor que tú". Lo sé de sobra pero yo no vivo con ellos ni ellos sufren mis circunstancias. Se escurrió de mis manos mi matrimonio ejemplar, la comunicación con quien quiero, la sonrisa franca. Tocarnos es como abrazar un rosal. Mejor no pa' no espinarme. Soy malagradecida, no agradezco lo que tengo. ¿Qué tengo sino la nada? Me siento la papa caliente. Nadie quiere -es mi percepción- tenerme en sus manos. [...] Este es mi lugar de desahogos, de mis cantos al fracaso de no haber sido alguien mejor. De no luchar lo suficiente por mantener vivo el único amor verdadero que la vida me dio. No sabía que doliera tanto. "Me arrincono pa' llorarte". Estoy berreando como vaca herida pero queditito para que nadie me oiga. Mañana con la cabeza fría haré lo que deba. Ahorita toca hacerme un ovillo clamando los brazos de una madre. A falta de ello me abrazo solita. Toca agradecer los silencios. Ya llegará la hora de gritar tan pero tan fuerte que nadie será capaz de entenderme. ¿Qué voy a hacer? ¿Cómo recompongo todo? Esta vida es un reverendo desmadre. Me voy a poner a llorar abrazada a mi almohada. No hagan ruido, estoy desconsolada. Lo he perdido todo. Bueno no pero sí.
El texto completo puede leerse AQUÍ.