No es la edad

Foto de Luis Kimball
Pensé que era la edad porque el hito es que ha dejado de haber "mayores". Pero esos que fueron mayores, y han hecho que deje de ser atractivo vivir en la ilusión, me muestran que no es la edad. 

Los cumpleaños son velitas apagadas, recibos de deudas que se hacen incobrables, medicina en el buró. Esto es tomar la vida.


Licencia Creative Commons  Por Silvia Parque; licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-SinDerivadas 2.5 México

Eleazar tiene una flota de taxis

Eleazar tiene una flota de taxis: está convencido. De las cinco de la mañana a las doce del día, conduce uno de los coches, porque no tiene algo mejor que hacer a esa hora. Luego, duerme o dormita frente a la televisión, cuando no está comiendo. Los jueves por la noche va a una clase de baile de salón, y regresa al centro comunitario a practicar, los sábados por la noche -se pone muy bien, con todos los de la clase, y otra gente-. Se ahorra la inversión en permisos, mantenimiento, impuestos; no se lleva disgustos ni tiene que lidiar con choferes incompetentes. Un día va a comprar sus placas; ahora no le conviene.


Licencia Creative Commons  Por Silvia Parque; licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-SinDerivadas 2.5 México

Las nueve hijas de la señora Domínguez

La señora Domínguez tuvo nueve hijas: una para cada día de la semana, y dos sobrantes para reposición.

La hija primera se rebeló a convertirse en la señora Domínguez. Eso es lo más destacable de su persona, porque la señora Domínguez se empeñó en el proyecto de replicarse en su primogénita, e hizo falta voluntad para sostener la resistencia. No obstante, las primeras canas de esta hija primera, atrajeron el espíritu de la madre, y pasó lo que tenía que pasar.

Vale

"Échame a mí la culpa de lo que pase..."

Vale: yo tampoco amo
pero no puedo dejar de escribir, decir, pensar: "te amo"
es un acto automático instalado en muchas primeras veces
un golpe
la asfixia
atada de pies y manos
tanto que se ha hecho niña y cicatriz
paredes llenas de arte y de tu cara
de ayer y hace diez años
doce
veintiuno, exactamente.


Licencia Creative Commons  Por Silvia Parque; licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-SinDerivadas 2.5 México

Ahora que no importa no escuchar


"Rastros de luz muerta".
avilaquijas

Es raro:
yo no podría no amarte y tú no das para más.
Coincidimos, solo
en que no podríamos dejar de ser amables.


Licencia Creative Commons  Por Silvia Parque; licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-SinDerivadas 2.5 México

verdades que asoman: Invasión

   Invasión

   Soy terreno
   Me han invadido
   A veces los malvados
   A veces los artistas
   [...]

Para leer el poema completo, hacer click en el enlace, en el título.

Volar entre dragones

"Perdí la cuenta", de Aquiles Ávila Quijas, publicado en Aquí no hay respuestas.

   Perdí la cuenta de las veces que has
   preguntado ¿qué buscas en mí?

   Esto:

   Asirme de tu voz para volar
   entre los dragones que se mimetizan en las nubes.

   [...]


El poema completo, AQUÍ (donde hay sólo reborujos).

Tan más bonita

Despierto y la encuentro más bonita que el día anterior. ¿Cómo es posible? ¿Hay angelitos que le hacen tratamientos de belleza mientras dormimos? ¿Por eso sonríe cuando ha comido suficiente? ¿No era nada más satisfacción?

Yo quisiera decirle que tiene virtudes de las que importan para ser buenas personas; pero tengo que decir otra vez "qué bonita". Luego, ya veremos...


Licencia Creative Commons  Por Silvia Parque; licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-SinDerivadas 2.5 México

Gente sin sustancia

verdades que asoman: Easy:

Gente sin sustancia que escribe
gente sin sustancia que mata
gente sin sustancia que llora
[...]

Click en el enlace para leer completo el poema de Cinzia Ricciuti.

El propósito

"A veces junto palabras para que me leas. En realidad busco que me veas".
Aquiles Ávila Quijas
@avilaquijas

El amor que merecemos

“No te conformes con menos del amor que te mereces”
De: Dante Gebel
(Tomado de su página de Facebook)

El amor que te mereces es mucho más que un nuevo éxito de Hollywood, es mucho más que una canción famosa, es mucho más que una carta de amor llena de promesas.
Te mereces un hombre que esté dispuesto a solucionar toda diferencia y conflicto que encuentren en el camino. Alguien que quiera tomar tu mano y guiarte cuando no conozcas la ruta y alguien que también quiera seguirte. Alguien que apoye tus metas y tus ambiciones, alguien que crea que eres maravillosa sin importar como te veas.
El amor que te mereces es un amor que no sepa de condiciones, un amor que se niegue a decirte “te amaré sólo si…” o “te amaré más si haces esto o aquello”. Te mereces un un amor que crezca con el tiempo, un amor que cobije y que comprenda.
Te mereces alguien que te adore, que conozca tus defectos y virtudes e incluso esos horribles malos hábitos que tienes o esas partes de ti que no te gustan tanto y que, sin embargo, te ame.

No diga que las palabras no pueden lo que usted no puede

No es verdad que haya cosas -experiencias, estados, sensaciones- que no puedan expresarse con palabras. Sí las hay; pero no es verdad porque se hace posible su expresión bordeándolas, delineando su linde con lo que sí puede expresarse. Hay cosas que es mejor no expresar, que queda muy burdo poner en palabras. Pero lo más común es, simplemente, que a la gente le falten no solo palabras, sino recursos para pensar en su propia experiencia, de modo que sea posible llegar a expresarla.

La noche de todo

Foto de Juan Yanes publicada en El oscuro borde de la luz III

Nos va llegando la noche, y sin embargo, tu forma ajena es más clara que nunca. Lleno del vaho de la gente que te mira. Sordo a mi voz. 

No hace falta despedirnos. 

Decimos

"Eres perfecta", decimos.
Y te aclaramos de inmediato
que no tienes que ser "algo".

"Es tan bonita", decimos.

Nos miramos y te amamos.


Licencia Creative Commons  Por Silvia Parque; licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-SinDerivadas 2.5 México

Pase al diccionario de Macondo

Macondo tiene en su Bitácora, una sección que lleva por nombre: "Diccionario en clave de humor". Divertidamente, define las palabras, aprovechándose de homónimos o inventando que el vocablo es compuesto.

Por también definir algo, incluyo lo que es para la RAE, el "juego de palabras":
m. Artificio que consiste en usar palabras, por donaire o alarde de ingenio, en sentido equívoco o en varias de sus acepciones, o en emplear dos o más que solo se diferencian en alguna o algunas de sus letras.
Ni donaire ni ingenio faltan en el señor Macondo. Pase, pase a través del enlace...


Escribir verdades

Fragmento de un comentario hecho por María PAZ en la entrada "Es necesario Dana?", del blog Cuaderno azul, de Dana.
Gracias por compartir la verdad. ¡Es tan necesaria! No por morbo, por el valor de la verdad. Escribir nuestras verdades ayuda a limar sus asperezas, Dana.

A lo que viene

Un día, vamos a volver a vernos con cariño. Yo estaré llena de mí y te ofreceré un vaso de agua. La niña estará por ahí. El sol estará por ahí. Todo normal, con una vida entera.


Licencia Creative Commons  Por Silvia Parque; licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-SinDerivadas 2.5 México

Cuando tú digas

Vamos a amarnos hasta que no quede de nosotros sino amor.
Hasta que olvides el ruido de la calle y el teléfono.
Hasta que pongas dulce en mi nombre, de nuevo.

Amarte como si fuera amarnos, hasta que te ames y me ames.
Hasta que tú digas "vamos a amarnos".


Licencia Creative Commons  Por Silvia Parque; licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-SinDerivadas 2.5 México

Bonita

Ni un pan bien hecho con cubierta de dulce, ni la lluvia sobre tierra oscura, ni una superficie limpia a contraluz, podrían dar el gusto que da nada más verte.


Licencia Creative Commons  Por Silvia Parque; licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-SinDerivadas 2.5 México

Historia de amor en tres canciones

I. Soñando

Ella.- "Yo no quiero un amor civilizado, con recibos y escena del sofá [...]"
Él.- "Yo no quiero juntar para mañana. No me pidas llegar a fin de mes".


"Lo que yo quiero, corazón cobarde, es que mueras por mí.  Y morirme contigo si te matas, y matarme contigo si te mueres; porque el amor cuando no muere mata, porque amores que matan nunca mueren".



II. Extraviando


Él.- "De sobra sabes que eres la primera, que no miento si juro que daría por ti la vida entera. Y sin embargo, un rato cada día, ya ves, te engañaría con cualquiera, te cambiaría por cualquiera".


"Y cuando vuelves hay fiesta en la cocina, y bailes sin orquesta y ramos de rosas con espinas. Pero dos no es igual que uno más uno, y el lunes al café del desayuno, vuelve la guerra fría [...]"



III. Y despertar...


Él.- "Hace demasiados meses que mis payasadas no provocan tus ganas de reír. No es que ya no me intereses, pero el tiempo de los besos y el sudor es la hora de dormir".
Ella.- "Duele verte removiendo la cajita de cenizas que el placer, tras de sí dejó".


"Un dios triste y envidioso nos castigó por trepar juntos al árbol y atracarnos con la flor de la pasión, por probar aquel sabor".


Para que sea suficiente

Un día, cuando ya has pasado las noches más tristes del mundo, las tardes más tristes del mundo y largas mañanas vacías hasta el mediodía, tienes suficiente. Pero deben ser de verdad "las más tristes del mundo", y el vacío tiene que estar tan hueco que llame más tristeza; si no, resistes y se cuela el escalofrío y la lagrimita, y al rato estás de nuevo, frustrada, con la ilusión prendida de su único pedacito en buen estado, a punto de no sabes qué, que no está bien; abres la ventana y ahí vienen: más de esas noches y tardes tan tristes, más de esas mañanas...


Licencia Creative Commons  Por Silvia Parque; licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-SinDerivadas 2.5 México.

"La vida misma"

"Leo, escribo, dejo de leer, dejo de escribir. La vida misma".  Dana, del blog Cuaderno azul.

Parte de la respuesta a un comentario de Humberto Dib en la entrada "El día del objeto".

Mis palabras y mis piernas

Tengo palabras como otros tienen otras cosas.
Mis palabras son cosas. Se hacen cosas.

Tengo todas las que podría necesitar.

Pero hay un mago negro que me las quita.
Las borra antes de que crezcan.
Las deshace entre mi voz.

Yo no podía evitarlo, atada a su pierna.

Pero mis palabras no salen de mis piernas.

¡No importa cómo me arrastre!
Ya no las dejo.

Respira, pues

La vida se trata de lo que quieras. 
    Entiendo tu afán por mantenerte respirando. 
Tienes miedo a quedarte sin aire, y te concentras:    inspirar, exhalar... 

Crees que es buena idea porque no mueres. 
    Hasta que mueras.


Licencia Creative Commons  Por Silvia Parque; licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-SinDerivadas 2.5 México.

Antes de irme II

Voy a bajar al cuarto donde hablas con tus amigas. Voy a sentarme en el banco donde te sientas, y voy a bendecirlas una por una, imaginando sus dedos tecleando tu nombre en diminutivo, o apenas tocando la mesa donde hubo café.

Me quedo después solo un momento, para recordar ahí cuando dijiste -casi acabados de conocer- que eras amigo mío.


Licencia Creative Commons  Por Silvia Parque; licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-SinDerivadas 2.5 México.

Antes de irme

Voy a hacer la cuenta de todas las veces que no me has querido, y te voy a dejar una lágrima por cada una de esas veces, en una bolsita, adentro de tu almohada. Van a ser lágrimas secas, como los días que ya no son y hubieran sido, y te van a perseguir en sueños sin decir nada de mí.


Licencia Creative Commons  Por Silvia Parque; licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-SinDerivadas 2.5 México.

Y estás aquí conmigo

No acabé de creer en tu existencia, hasta que otros te nombraron. Temía deshacerte con un pensamiento brusco. Pero te amaba antes de que llegaras. 

Podría decir, y sería verdad aunque no haya sido así, que pedí a Dios que fueras precisamente tú: exactamente tú: la que llevo dentro.


Licencia Creative Commons  Por Silvia Parque; licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-SinDerivadas 2.5 México.

El tiempo dentro de mí

La niña me empuja al futuro.
Me obliga al presente.

Ella no tiene pasado; ni historia de amor, ni Historia de la humanidad.
Me tiene y yo tengo su vida, que ni por asomo nos pertenece.

Yo guardo la memoria de lo que hizo que esté aquí.
De quienes -muchos- la hemos concebido.


Licencia Creative Commons  Por Silvia Parque; licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-SinDerivadas 2.5 México.

Recuerditos

En el clímax de mi fantasía amorosa adolescente, él dijo: "Nada más quiero saber una cosa: ¿alguna vez te he decepcionado?" Me quedé callada, y agregó: "Tu silencio lo dice todo".


Licencia Creative Commons  Por Silvia Parque; licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-SinDerivadas 2.5 México.

Botones en un frasco de vidrio

Cuando era niño, mi tío jugaba a formar botones en fila, junto a la pared.
Vamos a formar así: un te quiero, un te amo, un desayuno en la cama...
                Vamos a ver a dónde llegan.

Mi tío debía recoger después de jugar, y nosotros también.- vamos a guardar los botones en un frasco de vidrio. 
                Con alcohol. 
                Que no sea naturaleza muerta.

La próxima vez que tengas miedo, friegas tus rodillas con lo que haya quedado de amor disuelto. Verás cómo desde el aroma te alivia.


Licencia Creative Commons  Por Silvia Parque; licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-SinDerivadas 2.5 México.

Salud por los "poetas funambulistas"

Escribe la MaLquEridA: "Mezcal de pechuga", y casi para terminar, dice:
Convertida estoy en cazadora de poetas funambulistas que se juegan la vida todos los días a la orilla del precipicio por un amor de literatura. Salú por ellos aunque no paguen.
He tenido que ir a buscar qué significa "funambulismo*"; pero aunque no lo sabía, me ha encantado el fragmento, con el encanto de cierta identificación infantil. El texto completo puede leerse en su blog, yendo a través del enlace.

* Según la RAE.- "Arte del funámbulo (acróbata que realiza ejercicios". / "Habilidad para desenvolverse ventajosamente entre diversas tendencias u opiniones opuestas, especialmente en política".

De estar con ansiedad

Comenta Taty en el blog de Dana:
[...] la ansiedad me parece que forma parte de estar vivo, como tener hambre o sueño, o querer que el mundo sea menos injusto. A veces creo que somos mucho más rápidos en condenar ciertas cosas que en tratar de comprenderlas.

Poder

Puedo abrazar mis ganas de caricias
Puedo llenarme del cielo de la ventana
Puedo querer poco y ordenadamente

Podría deshacer tu nudo en mi cuerpo...


Licencia Creative Commons  Por Silvia Parque; licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-SinDerivadas 2.5 México.

El corazón

A veces querría apretarte el corazón
pero el corazón nada más bombea sangre
igual que tus ojos nada más ven lo que está enfrente.





Licencia Creative Commons  Por Silvia Parque; licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-SinDerivadas 2.5 México.

verdades que asoman: Fértil

     Fértil

     Hay una cierta alegría
     en la carne que explota
     dentro de los pantalones.

     Hay sonrisas en las cosquillas
     del cuerpo,
     de algunas partes del cuerpo.
   
     [...]

Otro poema hermoso de Cinzia Ricciuti. Para leerlo completo, ir a su blog a través de los vínculos.

"No lloraría como yo lloro..."

En la barquilla del aire / te mando besos
Pero tu boca no quiere / hacer el esfuerzo...


De la canción: "Que a lo verde no miro".

Amo a los hombres que he complacido

Amo a los hombres que me han querido más con la mirada que con las manos, más con las manos que con los besos, y que en esa cuenta incluyen tantos besos como podría haber querido antes del primero.

Los amo, sobre todas las cosas, por haberme dado el gusto de complacer.

Imposible quedarse sino un rato, imposible tratar con mi auto-respuesta que se dispara antes de las preguntas -cualquier pregunta-; pero amando ser complacidos. Tan complacidos.


Licencia Creative Commons  Por Silvia Parque; licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-SinDerivadas 2.5 México.

Besos

Ni otro cuaderno lleno de ti, ni más espacio en mi cama.

Te despido.

Me voy a donde dan besos.

He preparado una maleta con los treinta archivos para escribir una historia donde no aparezcas.

Dejo la casa más o menos limpia.

Y nada de mí.

Ni esta nota, aguja de brújula.


Licencia Creative Commons  Por Silvia Parque; licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-SinDerivadas 2.5 México.

No bailo

No voy a bailar contigo.

Puedo ser tu cojín o el dato que consultas; pero no bailo.

O con más precisión: solo bailo con el aire.


Licencia Creative Commons  Por Silvia Parque; licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-SinDerivadas 2.5 México.

De ser y perder

Un día vas a ver lo que has perdido. Vas a pensar: "¿cómo pude, si ella es tan esto y tan aquello?"

     Me gusta decirlo.

En realidad, no vuelves la cara ni te preocupa dejar nada. No sientes que pierdes porque te vaciaste hace años.

Pasará más bien, que un día voy a verme tan siendo esto y aquello, que no voy a sentir lo que he perdido.


Licencia Creative Commons  Por Silvia Parque; licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-SinDerivadas 2.5 México.

El sonido del silencio

Qué hermosa canción con visiones plantadas en sueños, con imágenes del impacto de descubrir la realidad de que somos solo nosotros, en singular, entre todos.

AQUÍ la letra en español y en inglés.

Sin apurar

Te espero sentada, caminando, tratando sin mucho éxito de estar en otras cosas. Quiero decir: te espero todo el tiempo.

Sé, no obstante, que será devastador encontrarnos... vivirte al lado. Así que espero lo que tardes, sin apurarte.


Licencia Creative Commons  Por Silvia Parque; licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-SinDerivadas 2.5 México.

Tus ojos en el perro

Este perro me mira con tus ojos. Te he dicho que no se los dejes; no puedo relacionarme a gusto con partes de tu cuerpo. Además, un día no vas a poder regresarlos y vas a andar por ahí con los cuencos vacíos. A ver quién quiere verte así.


Licencia Creative Commons  Por Silvia Parque; licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-SinDerivadas 2.5 México.

Deja que la acaricie

Refugio da vueltas y olfatea.
El espacio es reducido, pero está en paz.
En paz, no a gusto.
Mira a la calle.

Chilla breve y penosamente.
Quiere a su amo.


Licencia Creative Commons  Por Silvia Parque; licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-SinDerivadas 2.5 México.

Ver

Hay muchas maneras de ver.

Algunas de las menos practicadas, son:

Con calma.
Hacia adentro.
En amor.

Los ojos, tal vez, sean lo de menos.


Licencia Creative Commons  Por Silvia Parque; licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-SinDerivadas 2.5 México.

Un juego

Vamos a jugar a que me voy.
A que ya nunca te veo.
A que no pienso en nosotros.

Yo empiezo.
A ti te va bien seguir.
Seguirías lo que dijera tu mano atada.


Licencia Creative Commons  Por Silvia Parque; licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-SinDerivadas 2.5 México.

Recibiendo el año

Que sea un 2015 lleno de palabras, imágenes, ideas, más propias y apropiadas que las de años pasados.

Con buenas películas en el cine, y mayor frecuencia de idas al teatro.

Ocupando los recursos del aire para crear.