No se dejaba publicar pero lo conseguí, me gusta mucho

Vértigo

Regularmente practico el vértigo cerrando los ojos: caigo a 60° de una montaña rusa desde el cielo.

Vendí mis globos oculares en un mercado de esclavos, para comprar a una señora que pudira guiarme en los ejercicios.

Temo por mis órganos porque una bala puede atravesar igual la piel, que el cráneo.

Tiemblo.

Estoy en renta porque el hombre sólo aprecia lo que le cuesta dinero.

Es noche y cierro la muerte con una mano, para abandonarme al recuerdo de mis ojos.

No he perdido la vida (la vida es una pérdida que duele todo el tiempo).

Hoy sólo perdí una mano en el dominó, mientras la otra quería seguir apostando.

El vértigo es una forma de hundir la ansiedad. Se puede acelerar.

II

Algunos practicantes -de vértigo- pueden quedarse dormidos; desde ahí están a merced de los demonios que pueden llevarlos a un túnel sin fin (es decir, a perder la razón), y de los chistosos que pueden colocar un muro en lo más negro del túnel.

Es necesario saber meditar para no dormirse, y saber flotar de regreso.

Luis Kimball


Licencia Creative Commons
Este obra está bajo una licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-SinDerivadas 2.5 México.

Ideal para ir acabando el año

Meta

Iba al frente y me salí del camino; como no estaba seguro, me volví a desviar. Ahora no sé dónde estoy o si voy a algún lado. Me basta.

Es difícil determinar qué tan lejos quedé de los demás, si adelante, atrás o en paralelo (esto último es muy improbable y quizá imposible); necesitaba una meta personal y la amarré del poste donde me detuve cuando no podía más.

Ya no significa nada para mí; espero que si otro la necesita, no la tome muy en serio.

Luis Kimball


Licencia Creative Commons
Este obra está bajo una licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-SinDerivadas 2.5 México.

Escribir aforismos

El "aforismo", según la RAE es una "máxima o sentencia que se propone como pauta en alguna ciencia o arte".

En el blog de Rodrigo Córdoba, Psicoletra, en una entrada sobre el libro de Carlos Castilla, "Aflorismos" (así: con "l"), el psicólogo cita a Samuel Johnson

"Tal vez un día el hombre, cansado de preparar, explicar, convencer, llegue a escribir sólo aforísticamente."

Post fiesta

Encuentro un Kimball que se propone trabajar esta semana; a mí el maratón lupita-reyes me toma con fuerza: ¡ánimo a los que no tienen vacaciones!

Esta noche es nochebuena

¡FELICES FIESTAS!

que cada cual se haga un cuento de navidad
para amanecer disfrutando más de estar

Del uso del recuerdo de una mujer como salvavidas cotidiano

Divertimento neurálgico

Casado y con nuevas dificultades -nuevas, no inéditas-, pienso en el amor que tuve por Iliana, como un pasaporte para las 7:00 a.m.

La verdad es que casi no la recuerdo, casi ni la conocí por más de cuatro años. Hay quienes pasan la universidad entera modelando sus lágrimas o su apatía: el amor llama al desamor, pero no al revés -lleva tiempo entenderlo-.

Llega uno a tal estado de lástima del alma, que logra cierta consideración del vecino -quien tiene sus propias curiosidades-. Con el tiempo, el amor se va convirtiendo en una calaverita, las conquistas en chistes vulgares; el miedo siempre es el miedo, pero se diversifica y nos deja vivir.

Para mi divertimento, no te tengo a ti, pero con tu imagen aún puedo manejar.

Luis Kimball


Licencia Creative Commons
Este obra está bajo una licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-SinDerivadas 2.5 México.

Después de terminar "La hija de Homero" ayer, me gustó leer esto hoy...

Andrómaco

No me acuerdo de Andrómaco
Será el ingenioso
El muerto
El orador de la memoria

Nadie me guarda de ordenar la tarde
Quisiera acariciarla siempre
Hasta que sea un viejo
Y un día le aburra mi compañía

Luis Kimball


Licencia Creative Commons
Este obra está bajo una licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-SinDerivadas 2.5 México.

Para los regalos de navidad

Este diciembre, que va despidiéndose, Ediciones intempestivas ofrece un atractivo descuento que puedes averiguar cómo aprovechar, haciendo click AQUÍ. Conoce este proyecto cultural regio.

Argentino europeo

Le preguntaba a Kimball sobre la nacionalidad de la comida; si un chef, por ejemplo, mexicano, formado en Italia y especializado en gastronomía española, creara en Colombia, con ingredientes importados de Portugal, un platillo según la tradición culinaria francesa (sí: con ingredientes portugueses, es un juego...)... Terminamos hablando de la obra de Cortázar.

Otro textito promocional, éste con clara propuesta

Reclamo a la escritora

Tuve que incendiar a Cervantes para que me hicieras caso; un acto de emancipación: desaparecer sin pretidge a la novia, antes de que el niño empiece a decirle "mamá".

Cervantes era -como yo- un hombre, no "una escritora", y seguro mintió sobre lo de Lepanto, como cuando dije que me ofrecieron trabajo en un pueblo a orillas del Amur, porque querías más con tus libros que conmigo.

Mi idea era curarte de espantos, y ponerte en realidad con el negocio de las casa editoras, que te van a hacer pulpa donde no puedan desplazar unos cientos de ejemplares.

Lo mismo propongo: volvernos pulpa: enamorada, ribonucleica, o la que sea, pero que escurra; entrarle de lleno al negocio de los libros, que nos da oportunidades de viajar por hoteles y ferias. Hasta que se nos note más lo mayorcitos. Entonces nos dedicamos a algo.

Luis Kimball


Licencia Creative Commons
Este obra está bajo una licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-SinDerivadas 2.5 México.

Al mismo tiempo

Kimball lee "Al mismo tiempo", de Susan Sontag (Mondadori, 2007). En la portada, ella está acostada boca arriba, con la cabeza sobre las manos; la foto (Peter Hujar Archive) se corta en el ombligo... tiene un suéter ligero y una expresión que parece sonrisa.

Kimball ha estado viéndola en entrevistas, a ella y a Joan Didion. Dice que sus autores favoritos son más bien, autoras. Sé que sus personas favoritas también son mujeres. Yo tengo como un año con "Bajo el signo de saturno" (Lasser Press Mexicana, 1981) atravesado por el separador*; hay un ensayo que leo una y otra vez.

 * El separador es una pintoresca expresión creativa de Kimball.

Increíble

Llegó la mitad del mes de diciembre. Kimball recuerda sus compromisos por cumplir en el 2012 y el 2013. Yo recuerdo los compromisos que debí cummplir en el 2010 y el 2009.

La importancia de la conjunción

Tengo a la mano mi Antología de Par Tres. AQUÍ encuentras las tres maneras de hacer el pedido de un ejemplar -o los que quieras-.

Debo confesar que lo que más me gusta es la hoja que precede a nuestros textos, con sus letras grandes presentando: "Luis Kimball y Silvia Parque"; se ven bien los dos nombres ligados por la "y". 

Cada cual tiene su Guadalupe-Reyes

Le llegan a Kimball los aires de fiesta de la temporada; me cuenta, por ejemplo, que enciende árboles de navidad sui generis en la sierra queretana...

Mensaje a un amigo, año 2007

Saúl:

Le estoy dando vueltas a un té negro de Ceilán que me parece una maravilla. Con él me acuerdo de ti, del té Shi que te llevó tu amiga cuando volvió de Chiha. Tan amargo.

Éste lo compré en Aurrerá. La similitud es mínima; pero entre nosotros, sé que basta y comprendes que no era siquiera necesaria.

Luis Kimball


Licencia Creative Commons
Este obra está bajo una licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-SinDerivadas 2.5 México.

Antología viajera

Ayer la primera persona a la que vi adquiriendo su Antología de Par Tres, me habló bien de ella; se la llevó a Culiacán para leer en el camino, y se la prestó a una prima -¿a una amiga?-, quien por el momento retiene el librito en Sinaloa. Yo llevo algunos ejemplares a Monterrey este fin de semana. Pronto tendré que pedir más al estimado editor.

Con mis recuerdos

Acuaplano

¿Te acuerdas que tiró el frasquito de ácidos en la camioneta? Estábamos pisteando en la presa Chihuahua. Tú también los hubieras recogido, compadre.

De la alfombra al dedo
De ahí a la lengua
Púrpuras
Ventanas como lentejuelas
Disco de dolor girando
Poroso, heurístico
El agua estancada
Luz roja del frío
La misma ya por siempre

Luis Kimball


Licencia Creative Commons
Este obra está bajo una licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-SinDerivadas 2.5 México.

Estrenando

Hoy, sin carpeta en la mano, Kimball camina con un ejemplar de Par Tres / Antología 2011.

Par Tres / Antología 2011

Aunque el inicio del prólogo de la Antología 2011 de Par Tres, habla de un "cuadernillo de cuentos", prefiero pensar que es un librito, omitiendo el número de hojas que haya en efecto o tenga que haber, y sé que no todos los textos son cuentos, porque escribí los dos que también escribe Kimball. Pero eso tiene poca importancia.

Es una edición muy bonita por fuera y muy interesante por dentro. Incluye: "Bernardo nunca leyó el avance de mi novela" y "Cuasi-ciudadano", de Patricio Rebollar; "Mientras esperas" y "Ninis", de Alejandra Camposeco; "Aceite para dos" y "Fantasía con Pueblito", de Osvaldo Fernández; "Espejismos" y "Senos o how do you do", de Yolanda Rubio, y muy puestísimos: "En la víspera de la segunda audiencia" e "Historial del abogado", de Luis Kimball y Silvia Parque.

Puedes conseguir uno aquí. Es bueno.