Robin Jú, el profeta

Si alguno está necesitando la seguridad que brinda una religión, puede adherirse al Robinjunismo. Es posible viajar en la mirada del profeta, y hasta el momento, no ha dicho nada sobre prohibiciones sexuales.

AQUÍ EL ENLACE para leer los diez mandamientos de esta propuesta contemporánea de adoración. Incluye los sencillos requisitos para figurar como discípulos del profeta.

Terror y asco no fueron para mí

Algunas de las recomendaciones de cine de Kimball, no son para mí. Hoy me compartió "Terror y asco en Las Vegas", y creó que llegué a la primera media hora de la película. Me dice que leyó el libro... creo que podría con eso...

Encontré en una entrada del blog "Los secretos de la industria", la siguiente cita:

“Masacrada por la crítica es, sin embargo, un maravilloso delirio que sólo a tipos como Gilliam se le pueden ocurrir” (Javier Ocaña: Cinemanía)

Al menos no me masacró, como algún otro de los delirios de los que he intentado ser audiencia...

Kimball trabajador

Tiene una camiseta azul con la que hace trabajo del que empolva o ensucia. También tiene un pantalón de mezclilla para tal efecto.

Ambas prendas, con múltiples espacios abiertos, dejan circular indistintamente: aire, mosquitos, partículas del material que esté sometiendo...

Cuando se le ve con aguja e hilo sobre su sillón particular, la vestimenta podría ser cualquiera, pero seguramente llevará calzado de descanso.

Es Kimball trabajador.

Cumpliendo años

Kimball inicia "El pastizal, hotel launge", con los siguientes versos:

                       Tengo 31 años sin cumplir
                       ni uno de mis sueños

El tercer verso me hace sentir algo parecido a la ternura, al estremecimiento:

                       pero ha habido más de lo que pude.

Me regalo volver a leerlo. Aparece en Puros de amor (Insituto Queretano de la Cultura y las Artes, 2009).

Que sea bello


Kimball hizo existir el bello armazón de madera de este reloj. Nótense las junturas.

Esta foto es de hace unos años; ya no se ve como entonces, pero es un objeto de esos que sobreviven el descuido.

Tiempo para escribir

Le dije a Kimball que necesito tiempo para escribir. Básicamente, me dice que lo haga sin tiempo.

Tiene razón. Escribir, como montar un negocio, como aprender alemán, como jugar ajedrez, se hace o no se hace, en las condiciones reales en las que se vive. No hay otras.

No ser

Kimball insiste en que no se considera un escritor, pero reconoce que ya habla como uno, y se apena.

Catastroika

"Catastroika" es un documental financiado colectivamente, que difunde el conocimiento sobre lo que ocurre en los países en los que se privatizan los bienes públicos.

Frente a la desolación que puede sentir el ciudadano promedio cuando compara sus fuerzas con las de los sistemas y aparatos de poder, aparecen estas posibilidades de vinculación a partir de la información disponible en internet.

ESTA ES LA PÁGINA del documental. 
AQUÍ puede verse en Youtube.

Hay madres de todas...

A mi madre

                                                         Me tomó de las manos del diablo
                                                         Y me dejó en la nada
                                                        El río corre hacia abajo
                                                         A la fuerza

Nací en la orilla del Conchos (Ahora Bravo), aun cuando ya había suficiente fuego en la tierra y trenes que corrían, como perforaciones de plomo en la luz.

Me trajo cena, opio, high-tide, y sonrío como sólo sonríe una naranja en un árbol de tres años -durante los primeros días de invierno-.

Aproveché todo, como mi madre sabía aprovechar lo otro de los otros. Y estoy de nuevo en la habitación de nacer, con pesadillas, con  muebles flotando sobre un propio huevo áurico: un cuarto aséptico donde ella profetiza la higiene de la jeringa y los espejos -todo es mío-. [Presume su nuevo humificador.]

¿Con qué voy a llenarlo de nuevo, si no hay sudor, ni espacio ni lamentos?

Es lo poco que sé de ella. Y que la extraño.

Luis Kimball


Licencia Creative Commons
Este obra está bajo una licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-SinDerivadas 2.5 México.

Noticias del lustro pasado

Me entero de que José Saramago fue acusado por Teófilo Huerta, de plagiarle un cuento.

Busqué a Teófilo Huerta en la red. ESTE ES uno de sus blogs. En otro blog, que lleva por título: José Saramago, plagiario, una entrada del 2009 incluye la siguiente presentación:



[Supongo que la presentación está hecha para ser difundida, porque termina con el código HTML para incrustarla en otro sitio.]

Al paredón, el intelectual

Fragmento de ¿Quién se salva?, columna de Jaime Romero:
[...] Lo que aborrecemos es tu pereza de acción para asumir tus propósitos de intelectualidad. Si al menos trataras de ubicar tu posición artística con verdaderos intentos, no caerías tan seguido en la idealización futurista de tus obras hechas de aire. 
En "Artificios", año 1, número 0, página16.

¿Qué se escribe en Querétaro?

En la portada de PAR TRES, Rubén Maya.

Pásele a visitar la Biblioteca Digital de Escritores Queretanos.

Esas imágenes por las que amo leer

Camello colectivo

El camión era un enorme camello peludo de cabina panorámica. Un camello prehistórico que más parecía una diligencia de la segunda guerra mundial.

Dimos vuelta por la refaccionaria Chavitar y todo estaba quieto por el sol blanco de Chihuahua.

Las calles anchas como siempre, la gente muy callada, como ahora, en pleno diciembre.

Se cruzaron dos urbanos, de los Mercedes Benz, frente a nosotros. Nadie voltea pero estamos conscientes. Se dan vuelta, vienen contra nosotros. El camellero es ágil en esto, y también el camello, los esquiva. Siguen de largo.

A media cuadra nos detuvo la policía.

El conductor explica a los policías que la mujer en la boca del camello no está muerta; uno de ellos se acerca a verla. Es la mujer del camellero, tiene la cara llena de sangre; al viejo dromedario le escurren gotas por los molares y un poco por las barbas.

Se acerca el otro oficial, mete el dedo por dentro del camello; sí, de ahí viene la fuga de sangre; la mujer está despertando, ríe, se limpia en el tubo del pantalón. Con este frío, se entiende que ella use la lengua del animal como almohada.

Nos volvemos a subir, el camión por dentro parece un invernadero; el hermoso sol de mi tierra a esta hora es magnifico, mejor con polvo de las ventanas.

Luis Kimball


Licencia Creative Commons
Este obra está bajo una licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-SinDerivadas 2.5 México.

Una de las rimas

LX


Mi vida es un erial:
flor que toco se deshoja;
que en mi camino fatal
alguien va sembrando el mal
para que yo lo recoja.

Gustavo Adolfo Becquer

En la página 43 de Rimas,  en "Rimas y Leyendas", de Colección Austral, Espasa Calpe Mexicana (37a edición, 1980).

Un libro viejo, deshojado, que fue "el" libro de mi adolescencia. En su Introducción, puede leerse:
Por los tenebrosos rincones de mi cerebro, acurrucados y desnudos, duermen los extravagantes hijos de mi fantasía, esperando en silencio que el arte los vista de la palabra para poderse presentar decentes en la escena del mundo.
De junio, de 1868.

Hoy me molestó descubrir que alguien rayó el libro; pero ahí sigue el texto.

Alarma filosófica

Encontré ESTA NOTICIA en un muro de Facebook: "Detienen a unos filósofos que planeaban socavar los fundamentos del platonismo".

También se disfrutan los comentarios que aparecen luego de la nota; son demasiados como para leerlos todos, pero algunos son de lo más simpáticos.

Septiembre en el Barrio de la Cruz

Kimball no es fan de las agrupaciones de concheros.

Observador

Kimball puede matar un mosquito, y saber cuántos puntitos blancos había en el abdomen del insecto.

Lo que es no saber

Fragmento de "Las tablas curvas", de Yves Bonnefoy, traducido por Aurelia Álvarez (publicado en la revista Vuelta, 241:57).

    "¡No sabes! ¿Pero sí sabes lo que oyes cuando te hacen
    una señal, cuando te llaman?"
    "No me llaman."
    "¿No te llaman cuando debes volver a casa? ¿Cuando has
    estado jugando afuera y es hora de comer o de dormir?
    ¿No tienes un padre, una madre? ¿Dime, dónde está tu
    casa?*
    Y el niño se pregunta ahora lo que es un padre, una
    madre; o una casa.

*En la publicación, el signo de interrogación aparece tal como se transcribe; además, no hay comillas de cierre.

Apuestas

Mano contra el azar

Unos creen que el destino es un gran jugador
yo lo conozco bien
nada mas trae las cartas y nos limpia los vasos.

Claro que conoce el final del juego, ¿quién no?

Duro, duro, es el azar, que suelta toda la mano
y tiene lumbre en los dedos.

Jugamos a fondo todas las noches, en nuestra mesa de caoba
como dos pistoleros.

También apuesto bastante
es decir, lo que tengo.

A veces el azar es una mujer
siempre lo ha sido y no necesita -como yo-
poner el ojo en la mira.

De mi depende hacerle pasar malos ratos
y que se nos vaya el tiempo.

No sé quién limpia la mesa
que siempre acaba hecha un desastre.

Luis Kimball


Licencia Creative Commons
Este obra está bajo una licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-SinDerivadas 2.5 México.

No es lo mismo en la segunda vuelta

Kimball relee "Ada o el ardor", de Nabokov; dice que es muy distinto a la primera lectura que hizo del libro.

La edición es hermosa, de la colección Círculo de lectores, de Librería editorial Argos.

Una mujer con criterio

Copio una parte del comentario de Kimball en Youtube, a un video donde habla Avelina Lésper (es la sesión de preguntas y respuestas de una conferencia reciente): AQUÍ el vínculo.

Mira: veo una mujer elaborando su discurso con criterio; medio positivo, con adornitos absolutos; pero Su criterio. Creo con eso podemos todos, solo ya estamos desacostumbrados.

Echados, ni raza ni clase

La foto original de la que sale "Despertando" , que comparte espacio con "Love is in the air", en: Echados, no hay clases, una sección de no soy Sylvia Plath. 

AQUÍ el enlace para ir a ver.

Escritores por Juárez

Escritores por Juárez es una iniciativa de la sociedad civil, que responde al problema de la violencia con la palabra. Este año tuvo lugar el Segundo Encuentro de Escritores por Ciudad Juárez, que se extendió a varios países.

La información completa en: http://escritoresporjuarez.ning.com/.


Belleza del mundo

Sin velorio

Qué inofensiva es la belleza del mundo sin un pobre que la vea, sin alguien a quien no le importe; cómo se irá del paisaje; tan limpio que uno no acostumbra ver la cicatriz en el aire.

Luis Kimball



Licencia Creative Commons
Este obra está bajo una licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-SinDerivadas 2.5 México.


La foto, "Belleza", también es de Luis Kimball.