Los peces en busca de sentido

El señor Kimball me ha mostrado El sentido de la vida. Me fue imposible reír, como él, pero sin duda considero interesante la experiencia.

Quienes tengan peceras iluminadas y discos de acetato

Y además podía ver

El pez había estado mirando
apagó la música
se había ido tras una laja de piedra llamada "el amanecer".

Encendió las luces
trató de relajarse; fue por té y puso el otro laado del disco
volvió a sentirlo en la nuca.

Luis Kimball


Licencia Creative Commons
Este obra está bajo una licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-SinDerivadas 2.5 México.

Número 43 de "Yo no soy un rebelde"

La singular publicación elitista de San Juan del Río, Querétaro, supera cualquier expectativa ofreciendo en un mismo ejemplar:
- un vale por un cerebro simbólico
- y un texto de singular belleza (en serio: bello) escrito por Luis Kimball.

Me refiero a "Memorias de un emperador", que merece leerse despacio. [Protesto, sin embargo, por la inclusión de unos guiones innecesarios, que estoy segura, han de haber sido añadidos al texto original.]

De criticona

Habiendo recibido el nuevo número de Yo no soy un rebelde, me dispongo a terminar de leer el anterior -el colorado número anterior-. Alguna cosa me recuerda la "oda al helado" que hace el personaje de la niña de Mi primer beso. Alguna cosa me hace imaginar a un adolescente de 1893 escribiendo sus ejercicios de literatura. Pero como termina diciendo Daniel Martínez en "Cómete esta porquería de revista":

Cuando se mastica 
¡Qué rica!

No solamente las básicas

"Las palabras básicas no afirman algo que podría existir fuera de ellas; al ser pronunciadas, establecen una manera de existir". Martin Buber

Una predicción norteña

La escuelita

Los niños de hoy serán los cholos de mañana. Las niñas van a llorar hasta orinarse, porque alguien las compre. Pero les van a dar puros palos, ¡unos más dados que otros! Si ya desde los nueve años hablan de drogas y de las armas de su papá...

Les digo: "niños, la memoria se hizo para recordar a las personas, no a los objetos".

Por esto hubo un pequeño alboroto en la sala de maestros: "no saben lo que dicen...". Aún así, yo nunca he visto a la realidad contradecirse.

Luis Kimball


Licencia Creative Commons
Este obra está bajo una licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-SinDerivadas 2.5 México.

Un poema sobre un dios de luz

Bestia
La ciencia en estos días
es un escupitajo de luz;
de un dios de luz, claro.

    He dormido, lo sé porque afuera existe lo demás.
He dormido y seguiré durmiendo
entre islas como ojos de tiempo

cansado de asomarme por la noche
como un espectador
que ve cómo hacen el amor contra sus hijas

cansado de pedir, humildemente
un castigo para todos.

El dueño de nuestra hora asoma su ojo,
casi en la orilla del mar
y la noche le responde con estrellas como lanzas
y hiere su retina

entonces regresa conmigo, puntual y alevoso
como la conciencia
y me hace levantar la vista del suelo de los sueños

ni crean que voy a despertar
que dios se quede afuera, y con ustedes el tiempo.

Luis Kimball


Licencia Creative Commons
Este obra está bajo una licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-SinDerivadas 2.5 México.

Una de esas canciones

"Conozco a ese tipo de hombre. Es difícil mantenerse con alguien con tan buen juego: alguien que alcanza el cielo sólo para rendirse".

Del inicio de: "El extranjero", de Leonard Cohen, según la traducción que aparece en este video.

Un gran paso para la filmografía

Kimball fue uno de esos niños de la "era espacial", pendientes de los adelantos de las dos grandes potencias de aquel tiempo. Encontró un par de cosas increíbles en la secuencia de los primeros hombres sobre la luna, pero no le creyeron. Solemos no tomar en serio a los niños.

En Cuéntame, el personaje de la abuela tampoco puede creer que haya gente en la misma luna que ella sabe que está en el cielo. Tampoco hacemos mucho caso de los mayores.

De una feminista

"El primer problema para todos nosotros, hombres y mujeres, no es aprender, sino desaprender". Gloria Steinem

"sebiunouva majavi"

Kimball se declara admirador de Las Ketchup, el trío español que nos llenó de "aserejé".

Eso no significa que sea posible verlo reproducir la coreografía. Ni en las bodas.

Una frase de una de mis películas favoritas

Sobre la importancia de hacer, sobre ganar o perder, sobre los modos de estar:

"No soy un perdedor, soy un vencido. Tú intentas demasiado. Los ganadores olvidan la carrera: les encanta correr".

De la película Con honores.

Kimball trabajador

Hoy, Kimball apresurado, entre regresar de un sitio y desplazarse a otro, expreaba su deseo de tener más tiempo. Me fijé que nada más en la última semana, leí las siguientes frases en los comentarios de mis contactos de facebook:

"Ojalá el día tuviera 36 horas".

"Ojalá el fin de semana tuviera otro día".

"Necesito unas vacaciones para reponerme de las vacaciones".

Si la vida se compone de tiempo, creo que tenemos un problema social existencial. Nos convendría recordar la siguiente frase de Goethe:

"Nada es más valioso que el día de hoy".

Ya lo había mencionado, pero otra vez

Hace como quince años, en un pequeño estudio lleno de gente, leía los poemas de Kimball y sentía un gusto simple por las palabras. Leí siempre, antes de entrar al preescolar leía los anuncios publicitarios, los instructivos, los ingredientes de los productos: lo que hubiera alrededor; luego leí comics, luego leí libros. Me conseguí una vida que se tratara de leer y escribir, así que aunque leo menos que muchos, leo más que la mayoría de la gente a mi alrededor. Y el sr. Kimball es mi escritor favorito.

Que sea plenilunada

Kimball introdujo Luz de luna en el fondo de mi cráneo.

Después de quinientas versiones, la mejor me parece la de los hermanos Dau Ochoa; sin embargo, me quedo con la de María Dolores Pradera, porque la "siento más".

Capaz de todo

La mayoría de las personas conservamos nuestros límites (los profundos, los del alma); tiene sentido: están ahí por buenas razones (importantes razones).

Hay quien se rompe, atravesando los límites que se va encontrando. Entonces, crea la vida: su posibilidad, la obra de arte, un bebé real. O se vuelve loco. O las dos cosas. Conozco a alguno que en eso vive.

La paja en el ojo del vidente

La razón importa mucho, sobre todo importa porque utiliza su peso para aplastar. Por otra parte, la razón falla. Los simples mortales que creemos que siempre tenemos la razón, vivimos con la cotidiana evidencia de que eso no es verdad; podemos aferrarnos a nuestras ideas y ponerle parches a nuestros argumentos, pero sabemos lo falibles que somos y lo truqueados que pueden estar nuestros alegatos. ¿Cómo harán los super inteligentes que cuentan con todos los recursos intelectuales para sostener su razón? Podría pensarse que su inteligencia está al servicio de su propio juicio crítico, pero no creo: no para la auto-crítica, no al menos en todos los ámbitos de su vida, no en lo personal.

También sobre la falta

Hay y falta
(Antes de que Irak fuera bombardeado)

        Hay y falta
Expectativa
Esperanza

Un poco de luz sobre los niños
Una membrana rosa lúgubre
Donde esparcir las cenizas del alcalde
Por si lo encontramos drogado

Porque si al despertar
Estamos vivos
Y felices, desnudos, avanzamos
Abrazados de la risa desde dentro
Por todo el mes de julio
Entrelazando, tejiendo
Nuestros respectivos cordones umblicales
Pospondremos la boda
Un día más
Hasta el invierno cómico donde se note
Que cada día está justo en medio
Y que todavía le falta...

Luis Kimball


Licencia Creative Commons
Este obra está bajo una licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-SinDerivadas 2.5 México.

Noticias de vacaciones

Querétaro se llena de Semana Santa. Kimball no lo disfruta (en su pueblo, las vacaciones de primavera son eso, nada más).

Quién tendrá la cuenta de nuestros días

Contador privado
(o Contigo entendí)

Que la suma de todo está dada
Que lo gozado, gozado

Que ya puedo irlo sufriendo todo
Que camino hacia mi hora infeliz

La verdad, en el fondo
Es una mera imposibilidad de cálculo

Que sólo se corregirá cuando el futuro nos diga
Que todo ha fallado

Que esta falla es una grieta insondable
Entre el hombre y su espíritu

Que mis días no están contados
Y que al menos para eso he venido.

Luis Kimball


Licencia Creative Commons
Este obra está bajo una licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-SinDerivadas 2.5 México.

Sabia virtud de dormir a su tiempo

Kimball nocturno duerme poco.

Me encontré con este blog, en donde Yolanda González ofrece trucos para escribir por la mañana, por la tarde, y por la noche.

Hay que ser un poco loco para dar algo a luz

Rodrigo Córdoba publica en su blog Psicoletra, una entrada sobre la locura, que en mucho es una entrada sobre las posibilidades de la creación. Cito su cita de Javier Lacruz y Diana Hidalgo:
"Todo acto de creación implica cierto grado de locura, por cuanto supone asumir un estado de no integración, de incertidumbre, donde el acto creador de la persona, esto es, su gesto espontáneo y original fundamentan su estar vivo y sentirse real. El poeta John Keats, en una carta dirigida a sus hermanos George y Tom Keats datada en 1817, lo expresa del siguiente modo: 'Llamo capacidad negativa a la de un hombre que es capaz de existir en medio de las incertidumbres, los misterios, las dudas, sin nada sensible que pueda ser capatado tras el acto y la razón'. Esta capacidad negativa es la que permite sostener la paradoja y la incertidumbre, la que auspicia y propicia la próspera locura".