Luna de hiel envuelta para tres

Tengo en mis manos uno de los 1000 ejemplares de "Luna de hiel envuelta para tres". En el prólogo, dice:

"Luna de Hiel Envuelta para Tres fue concebido como poesía novelizada, donde tres vidas se unen por el amor. El poeta mexicano Luis Kimball Torres asume su propia voz, como el hombre que cuestiona fuertemente el entorno social y lleva su lírica en una tonalidad de fresca contundencia. Silvia, su mujer, es personificada en la voz y la poesía de la poeta mexicana Bertha Lucía Cano Medina [...]

[...] El tercer personaje es Natasha-Natalia personificada por la poeta cubana María Cecilia Barquet Rodríguez, quien llega a la vida de éstos como alguien que se adhiere a su destino a destiempo, y es su voz magnífica de crudo cuestionamiento crítico quien se encarga de dar cuenta de lo complicado que resulta un triángulo amoroso. Cada uno de los capítulos de este poemario va llevando al lector a descubrir la historia de la pareja, tan parecida a tantas otras de las cuales el amor da cuenta. [...]"

La historia termina como es debido, en un poema de Lucía Cano, cuyo personaje tiende al hombre una guía de regreso a la dicha del amor y el cuerpo de "esta hembra que te ama como niña"; un llamado con versos afortunados y claros, como los siguientes:
verás que al transcurrir el día
regresa el hombre que conmigo fuiste
entre todos los hombres
el mejor hombre de la tierra
En este caso, no es como contar el final de la película.

Nuevo diseño en PAR-TRES

La página de PAR-TRES evoluciona. Los textos de la Biblioteca Digital aparecen como un libro en la pantalla, al que puedes voltear las hojas: se ve y se "siente" más que muy bien; además, si inicias sesión en Facebook, puedes dar un "me gusta" a los autores que disfrutes y dejar comentarios sobre su trabajo. Haz click aquí para ir a ver...

Leí estas líneas varias veces...

Ceder

A veces, es más fácil ceder a uno de los nuestros, que un espacio. Esto se debe menos, a que ese espacio sea vital; para nosotros, por el cedido, que a nuestra terquedad.

Luis Kimball


Licencia Creative Commons
Este obra está bajo una licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-SinDerivadas 2.5 México.

Hay que hacer algo de conciencia

Crédito

Quisiera ser claro:
estamos traicionando a nuestro amigo y a nuestro desconocido
humillando a las esposas
disculpándonos con los dedos cruzados.

Cambiamos derechos ejidales por camionetas setenta y algo en el '92
nuestra ropa por una más cara y sencilla
lo dulce que le quedaba a nuestras pláticas
por un silencio ideal.

No vengan con arte, es arte a crédito.

Luis Kimball

Licencia Creative Commons
Este obra está bajo una licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-SinDerivadas 2.5 México.

Es mitad de la semana

"Nada es más valioso que el día de hoy" J. W. Goethe

NOTA (sáb. 27-08): Parece que Goethe le cae mal a Kimball.

Kimball me compartió esto, de Peter Weiss

Sí,
los cadáveres yacían superpuestos
cerca de la puerta y de las columnas
de manera que los recién nacidos,
los niños y los enfermos
quedaban debajo;
encima las mujeres
y en lo más alto los hombres más fuertes.
Esto se explica así:
todos se pisoteaban mutuamente
y trepaban unos sobre otros,
porque el gas se extendía al principio
sobre todo por el suelo.
Los cuerpos estaban agarrados entre sí.
La piel estaba desgarrada.
Muchos sangraban por la nariz y la boca.
Los rostros estaban hinchados
y manchados.
Los montones humanos estaban embadurnados
con vómitos,
con excrementos, orines y sangre de menstruación.
El comando de evacuación entraba con mangas de riego
y lavaba los cadáveres.
Entonces los arrastraban a los montacargas
y les subían a los crematorios.

(Peter Weiss.  La indignación. Oratorio de Auschwitz)

De coches y dar un like

Hablando con Kimball, parece que no le gusta casi nada; no ese mueble, no esa canción. Él no estaría de acuerdo, dice que le gustan muchas cosas; pero de las muchas hay que descartar, para empezar, lo que le guste a muchos, lo cual es bastante. Igual digo que "parece" porque hay un mundo de cosas que se escapan a los cuatro cliches casi memes de la estética, y que una no ve, y que parecen ser el mundo de su gusto. No sé.

Me ha mostrado un cochecito de la antigüedad, un juguete de los que ya no hacen porque metían plomo en los niños -en los tiempos en los que la frase no hacía pensar en balazos-; los deja como le gustan, quitándoles la pintura y rehaciéndoles la imagen. Me recuerda una frase de Borges: "...ante la imposibilidad de encontrar el libro que busca, escribe otro: el mismo, o casi."

Biblioteca Digital de PAR-TRES

La Biblioteca Digital de PAR-TRES ya expone la obra de catorce escritores que viven en Querétaro. Hacer click aquí te ahorra el trabajo de escribir la dirección o buscarlo en google. Ahí encontrarás una entrada para Luis Kimball Torres.

La página, a su vez, te invita a visitar Ciudad Q, otro proyecto que reúne obra creativa desarrollada en la ciudad de Querétaro y su área metropolitana, "una galería en línea", dice la descripción. Date una vuelta, es disfrutable.

El desierto es algo que no se quita, ni de donde está ni de quien lo vive; otras cosas empeoran con los años, toca decirlas a quien las dice

Arizona (apoyo a migrantes)

   Algo pende en la extensión de la noche,
un desierto entre Arizona y Nebraska.

Un helicóptero blando pandea la obscuridad;
varios soles reflejados en sus lentes, despiertan

Los Fahrenheit también suben al tejado
contemplan nuestra vieja piel de nauyaca.

El helicóptero ríe con su viejo motor:
   "flap, flap, flap"
es inminente un suceso entre los sahuaros.

Incertidumbre caliente, que huye, que brilla;
es la Arizona de los años recientes
con un sol de cobre, a dos caras, la de la "noche nuestra".

Luis Kimball

Licencia Creative Commons
Este obra está bajo una licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-SinDerivadas 2.5 México.

La rama dorada

Golden Bough

No todo lo que brilla es oro.
- podría incluso tratarse de una rama
- ¿de una rama?
- sí, incluso, si le da la luz de cierta manera

Luis Kimball

Licencia Creative Commons
Este obra está bajo una licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-SinDerivadas 2.5 México.

Uno de amor, sin título. Ámame antes de que me erosione...

Ámame antes de que me erosione; con calma, que el tiempo es inmenso y viene por nosotros.

Pero hazlo. He preparado aire y ropa para abrazarte. El amor es poco y falla, así que estemos dentro y libres.

Ya podremos probar con la gardenia sin color, el lugar distinto. Luego, nos extinguimos sin dejar huellas.

Luis Kimball

Licencia Creative Commons
Este obra está bajo una licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-SinDerivadas 2.5 México.

Así me siento hoy, qué coincidencia...

Bolsa

   Todo mi humor cabe en una bolsa
Ahí va también lo pasado

Junto a la que dejó Santa Claus
Y otras bolsas de basura.

Luis Kimball

Licencia Creative Commons
Este obra está bajo una licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-SinDerivadas 2.5 México.

PAR TRES

Patricio Rebollar crea PAR TRES, una página de internet difusora de cultura que ofrece a los lectores del ciberespacio, una Biblioteca Digital en expansión. Acaba de agregar a su catálogo, diez textos de Luis Kimball. Puedes leer ahí:
  • ¿Cómo dijo?
  • Descarnado
  • Los años jóvenes
  • Ojalá me recuerdes
  • Pasado y presente
  • Pero ¿y la eternidad?
  • Empiezas por...
  • ¿Qué sería de ti?
  • Santa paz
Todos, valen el tiempo de re-lectura que sigue al primer goce.

Aquí está el enlace a la lista de once autores:  http://www.par-tres.com/biblioteca

Enterada

Pude actualizarme por fin. Le cuesta trabajo compartir lo que está haciendo, habla de todo excepto de eso. Pero lo conseguí: por estos días escribe ensayos -¡a mano!- y da un taller literario. No quiso hablarme del taller, dice que no cree en los talleres -¿?-, pero me enseñó una hoja con anotaciones sobre lo poco que dura la vida: ya quiero leer esa prosa que va a explicarlo todo. Por cierto, me gusta su letra.

Me suena a declaración de principios... (por cierto, a mí me cae bien)

No es para todo público

Aunque lo más seguro es que al rato se pudran, los chavos me dieron esperanza.
Lo mejor es que no la necesito.

Los viejos, como siempre: circunloquios, descalificaciones, positivismo ingenuo.

En fin, tengo voz, y por voluntad, también pienso.
Le caigo más o menos a alguna gente que no tiene necesidad de ser tan mamona.

Luis Kimball

Licencia Creative Commons
Este obra está bajo una licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-SinDerivadas 2.5 México.

Un poema sosegado, para sonreír con lo blanco de los ojos

Ruiseñor

Mi casa está hecha de fuego
los muebles de sombra que los nombra.

Mis ojos sueñan cielos amarillos
donde amanece todo el día.

"Hoy no te he dicho cómo eres luminosa."
A estas alturas el canto son las ramas que filtran el sol entre sus gotas.

Luis Kimball

Licencia Creative Commons
Este obra está bajo una licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-SinDerivadas 2.5 México.

Ya busqué "odre" en el diccionario, y no acabo de entender... pero me gusta

Odre

Rojo, amarillo, rosa
piso lleno;
se necesita estar loco para vivir aquí sin metáfora.

Necesito que en estos días nadie toque.

No deseo nuevos encuentros; veo sus fotos
un hábito que se me está haciendo viejo.

No somos, ¿qué me queda?

Recuerdo tan perfectamente tanto, que es difícil suponerlo en este cuarto.

Luis Kimball

Licencia Creative Commons
Este obra está bajo una licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-SinDerivadas 2.5 México.