El muerto que vino a cenar

Hoy me dijo una mujer inteligente que dejara a los muertos donde están. Estoy de acuerdo: los muertos se sepultan o se incineran, no nada más para protegernos sanitariamente, sino para deshacernos de ellos. Es una pésima idea invitar a los muertos a cenar, dejan todo apestando -y ni van a poder comer-. Las momias me parecen espantosas y los zombies, patéticos. Los fantasmas son otra cosa; pero basta con anunciarles que están muertos para que desaparezcan del susto.

Por: Silvia Parque
Publicado originalmente ACÁ.

2 comentarios:

  1. mas que el invitarlos o no me pregunto...¿por que a comer?? jaja... pasear con ellos por la plaza no sería mala idea y nos daría mucha popularidad...

    ResponderEliminar

¡Gracias por comentar!